Política

Imparten INEE y CEDH curso para prevenir la tortura de la fuerza pública

La Paz, Baja California Sur- Esteban Beltrán Cota, subsecretario general de Gobierno de Baja California Sur, en representación del gobernador del estado, Carlos Mendoza Davis, inauguró, esta mañana, en las instalaciones del Instituto Nacional Electoral (INE) en Baja California Sur (BCS) el curso “Declaración de la Organización de las Naciones Unidas sobre la protección de todas las personas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes”, con el propósito de que las organizaciones de las sociedades civiles conozcan y promuevan sus derechos humanos frente a la práctica de la tortura.

En este sentido, Beltrán Cota comentó que las acciones para la protección de personas y periodistas sean realizadas a través de mecanismos informativos con la Junta de Gobierno y la Coordinación Ejecutiva Nacional, para que se fomenten y practiquen medidas de protección con intención de garantizar la vida, la libertad y la integridad de los defensores de derechos humanos de personas y periodistas.

Por su parte, Javier Agustín Valencia López, especialista en derechos humanos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señaló que la tortura es una manera de humillación que se ejerce ante la posible conducta ilícita o delito durante la detención de una persona, recalcando que, al momento de llenar el Informe Policial Homologado (IPH), usualmente se justifica el uso de la fuerza por parte de las autoridades, proporcional a una supuesta resistencia de parte del implicado, un uso muy recurrente entre las autoridades.

De acuerdo a esto, el especialista señaló que en el artículo 222 del Código Nacional de Procedimientos Penales, se estipula que las autoridades deben coadyuvar con las instituciones encargadas de la seguridad pública para garantizar una detención conforme a derecho, señalando que, por ello, las instancias militares requieren del uso policiaco para evitar caer en detenciones que atenten contra los derechos humanos frente a suposiciones erradas.

Así mismo, Javier Agustín Valencia López mencionó que otro objetivo de la emisión de esta declaración es que las autoridades involucradas en una detención conozcan el derecho de todo ser humano a no ser sometido a degradaciones, humillación ni a tratos crueles, considerando la tortura como un acto inhumano agravado, asegurando que este tipo de acciones son claramente violentas.

Finalmente, explicó que no es lo mismo uso de violencia que abuso de fuerza, señalando que violencia es el ejercicio de un poder destructivo que se basa en una idea de superioridad porque no ve a los demás como iguales, sino como inferiores. La tortura puede ser agresividad, como uso de violencia extrema, mencionando que es importante reconocer este tipo de actos que son muy usuales en México.

El Informante de Baja California Sur

Comentarios

Entrada anterior

Pide el PAN estatal respeto al voto de los coahuilenses que desean la alternancia

Siguiente entrada

Mejorarán la Ley de Cultura de BCS

Alinne Mekler

Alinne Mekler