Comunicación PolíticaPortada

¿Quiénes son periodistas?

Tras el asesinato del periodista Maximino Rodríguez Palacios, ocurrido el 15 de abril de 2017 en La Paz, partidos políticos, diputados, instancias de gobierno, entre otros, han condenado los hechos, asegurando que en Baja California Sur se protegerá la libertad de expresión y a los trabajadores de los medios de comunicación. Estas declaraciones, quiero pensar, son reales y nacen de una necesidad urgente por los tiempos violentos que vive el país. Sin embargo, analicemos quiénes son periodistas, o si este concepto, derivado de los tiempos modernos ha sufrido modificaciones.

El gremio periodístico siempre ha luchado en contra del descrédito. La sociedad considera que los medios de comunicación mienten o informan lo que conviene, razón por la cual surgieron “reporteros” en redes sociales que, con celular en mano y conexión a internet transmiten o documentan algún hecho, sea relevante o no.

El problema no es la aparición de estos reporteros, porque finalmente, aunque no tengan un grado académico como periodistas o no trabajen para una empresa reconocida, se convierten en comunicadores en redes sociales y generan un impacto. Aquí es justo donde nace mi primera pregunta: ¿quiénes son periodistas?.

Con la intención de los gobiernos por contar con agencias especializadas a favor de la libertad de expresión y la protección de periodistas, surge la duda de cómo serán reconocidos quienes se dedican a informar y/o comunicar. ¿Cualquier persona con celular en mano debería ser considerado un periodista?.

La definición de “periodista” es muy vaga: “persona que se dedica al periodismo”. De ahí que en los próximos días se convierta en un problema reconocernos como tales. Y repito, el problema no es que una persona que transmite desde su celular se convierta en competencia para los medios de comunicación establecidos, sino la forma en que serán reconocidos como informadores ante la autoridad.

Hace tiempo, cuando no existían la redes sociales, trabajar para Televisa o Tv Azteca era la forma -tácita- de reconocer un periodista. En Baja California Sur trabajar para el periódico El Sudcaliforniano era lo mismo. Pero ahora, con la creación de diversas plataformas digitales, repito, ¿quiénes son periodistas?.

Para quienes nos dedicamos a la radio, además de la cuestión informativa en medios digitales, se nos acreditaba por parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP) como locutores, con número de certificado y avalado por dicha autoridad. Ahora los tiempos han cambiado y todos gozamos de espacios de alto impacto para generar opiniones y exponer cualquier acontecimiento. Pero es más, tan difícil es hoy en día ser periodista o legitimarse como tal, que Facebook ha emitido recomendaciones de cómo identificar sitios de “noticias” falsas. Esto significa que hasta esta red social contribuye a legitimar a quienes sí se comprometen con la generación de información real.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), a través del diputado Joel Vargas Aguiar, solicitarán al Congreso de Baja California Sur la creación de una ley para proteger a “personas defensoras de los derechos humanos” y a periodistas. Quizás con este proyecto de decreto se conozca puntualmente los requisitos que se deben cubrir para ser considerado un periodista y gozar de dicha protección en caso necesario.

Es necesario aclara algo: no es lo mismo ser periodista o comunicador que ser activista. En ambos casos debe prevalecer el derecho a la libertad de expresión, pero los mecanismos de defensa ante una agresión no operarán de igual forma.

Las redes sociales y sitios web crean “periodistas” todos los días. Ahora cualquier persona puede hacer un blog y competir con el comunicador más famoso del país, con un menor costo en producción, sin necesidad de tener conocimientos básicos, y en muchas de las ocasiones, sin ética o tacto para tratar algunos contenidos. Por citar un ejemplo, un buen periodista y/o comunicador, sabe cómo tratar noticias en relación al suicidio, algo que desconocen quienes se han improvisado en el oficio.

Definitivamente los periodistas no pueden ser avalados por los gobiernos, sin embargo existen áreas que podrían certificar dicha actividad, esto con la intención que quienes realizan su actividad reporteril sean reconocidos por corporaciones policiales como profesionales y evitar más agresiones en el campo de trabajo. Recordemos que en nuestro estado han sido varios los comunicadores que han reportado agresiones por policías a la hora de cubrir información de hechos violentos. Quizás este tipo de certificación de la que hablo le haga ver a esos elementos que frente a ellos tienen a un comunicador responsable y que, en caso de que este sea agredido por ellos, serán juzgados con el estricto rigor de las leyes para la protección de periodistas.

Si pensamos en el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, es absurdo creer que el propio régimen político acusado de matar a tantos periodistas sea el encargado de legitimar dicha actividad, pero también sabemos que algo se debe hacer para que las autoridades reconozcan el trabajo que desempeñamos.

La partida del periodista Max Rodríguez, y la intención de generar medidas de protección reales para los periodistas del estado, han sembrado un antes y un después en esta profesión.

Descanse en paz el periodista Maximino Rodríguez Palacios

El Informante de Baja California Sur

Comentarios

Entrada anterior

Piden diputados a la Procuraduría esclarecer asesinato del periodista Max Rodríguez

Siguiente entrada

Además de Duarte, PGR debería de ir por Esthela Ponce: PAN

Giovanny Carlos

Giovanny Carlos

Director de El Informante, Baja California Sur.

Licenciado en Comunicación, egresado de la Universidad Autónoma de Baja California Sur. Locutor certificado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) desde 2013.