Comunicación PolíticaPortada

¡Muera el rey, viva el rey!: BCS en tiempos de crisis

El homicidio de Silvestre de la Toba Camacho, presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) ha sacudido Baja California Sur (BCS). En los país latinos la noticia ha trascendido. El ombudsman y su hijo, Fernando de la Toba Lucero fallecieron víctima de un atentado y nadie lo puede creer. No es cualquier cosa.

Lo que tampoco es cualquier cosa, son los señalamientos que Diego Camacho Hale, sobrino de la víctima, hizo en contra de los medios de comunicación al llamarlos “chayoteros“. Entiendo el dolor de la familia, entiendo la impotencia de ver como dos inocentes han muerto y dos más han sido lesionados por los disparos, pero Diego, el dolor que tienes no justifica más agresiones.

En medio del velorio del ombudsman y su hijo, Camacho Hale confrontó al gobernador Carlos Mendoza Davis, quien visitaba los restos mortales del presidente de la CEDH. Ahí, en una actitud protagónica y retadora, sin respetar el dolor de los demás y el luto, el joven criticó el trabajo que realizan las autoridades para enfrentar al crimen organizado. Y repito, aunque se entiende el dolor por la pérdida, no se entiende la crítica hacia los medios de comunicación, mucho menos asegurar que “aplaudimos” lo que las autoridades hacen e ignoramos al pueblo.

Diego Camacho Hale, debo aclararte que los medios de comunicación siempre estuvimos presentes para cubrir las actividades de la CEDH antes, durante y después del homicidio del presidente. Quizás eso no lo viste, porque mientras trabajabas para el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF), en la administración de Marcos Covarrubias Villaseñor, lo mejor que te ha pasado en cuestión laboral, no sentías empatía hacia las familias que, al igual que tú y muchos otros, lloran la partida de un familiar. Quizás ahora, desde tu taquería, y tras no obtener lo que merecías, el dolor de la partida se suma a la impotencia, pero “chayoteros” no somos, por lo menos no este medio.

Coincido contigo cuando le pides al gobernador que reaccione. Tengo familia y te doy la razón, pero donde no coincido es cuando dices que “convenciste” a gente para que votara por Carlos Mendoza Davis; y ahora que ves el conflicto ¿lo dejaste sólo?. Con esto no digo que debas enfrentarte al crimen organizado y rescatar lo que no ha podido el Gobierno Federal, pero por lo menos, creo, pudiste -y pudimos- aportar ideas -como ciudadanos- para ser parte de la solución, más en tu caso por esa labor de convencimiento que dices, tuviste que hacer para que la gente votara por el ahora gobernador.

Desgraciadamente las personas somos más egoístas cada día. Mientras no nos pase nada, jamás somos parte de la solución. Lo anterior lo digo porque no recuerdo a Diego Camacho Hale en las marchas por la paz, donde se le pedía a los gobiernos actuar con mano firme. Al igual que tú, Diego, deseo la tranquilidad de mi estado.

El homicidio de De la Toba Camacho y la prioridad que los gobiernos dan a la investigación no es porque valga más que cualquier otra persona, pero en funciones políticas cobra mayor relevancia por dos cosas: se trata del promotor de los derechos humanos (defensor de “inocentes” y “culpables”) y a la vez, se trata de un ataque del crimen organizado para doblegar al Gobierno de BCS por desmembrar a estas células delictivas. Por cierto, ayer el presiente Enrique Peña Nieto visitó el estado y la sociedad no reclamó nada.

La muerte de ninguna persona debe quedar impune.

El Informante de Baja California Sur

Comentarios

Entrada anterior

Policías de La Paz serán capacitados y evaluados en Competencias Básicas de la Función Policial

Siguiente entrada

El oportunismo político no resolverá la inseguridad en BCS: PAN

Giovanny Carlos

Giovanny Carlos

Director de El Informante, Baja California Sur.

Licenciado en Comunicación, egresado de la Universidad Autónoma de Baja California Sur. Locutor certificado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) desde 2013.